viernes, 25 de julio de 2008

Cuando estaba con el

Cuando estaba con el, sentía una felicidad indescriptible, eran tantos hermosos sentimientos juntos, caminar de la mano, ir en la moto y abrazarlo, era tan lindo cuando estábamos acostados mirando alguna peli y sentir el perfume de su cuerpo, sentía que era un infierno sagrado. Lo ame con locura, y es increíble todo lo que me hizo sentir… tengo muchísimas fotos de el, por que verlo era mi necesidad, yo lo veía llegar y sentía que volaba de emoción, desgraciadamente ya no lo tengo junto a mi, nunca pensé que esa relación que teníamos se iba a terminar y menos así, de un día para el otro, el odio y el rencor son los peores sentimientos que hay. Lo unico que ruego es que no me llegue a odiar, por que el fue todo para mi, aunque nos hemos lastimado, por boludeses pero terminábamos lastimados al fin.
Perdóname principito…! Discúlpame por todo lo que paso, me hubiera encantado que las cosas fueran de otra manera, que el dolor, el rencor y el orgullo, nos hayan dejado en paz, pero bueno… El destino nos junto en ese lugar, aquella vez, hizo que nos enamoremos con locura y también se encargo de separarnos, de la peor forma… o mejor dicho de eso nos encargamos nosotros…
Pero te ame. Y no te olvides que “Lucero” siempre nos va a unir en cierto modo…

3 comentarios:

Pamela dijo...

Querida Robyta,

Muchísimas gracias por tus deliciosas palabras, me alegra saber que mis escritos te producen tan intensas sensaciones. Espero seguir narrando mi historia muy pronto y con mayor asiduidad, cuando me encuentre de nuevo en armonía conmigo misma.

Siempre tuya,
Pamela

Tomás dijo...

Hola Robyta, pásate por mi blog y recoge tu regalo.
Espero que te guste.
Tomás.

Tomás dijo...

Hola otra vez, he visto que ya pasate a recogerlo y me alegra que te haya gustado.
Si lo deseas, dime tu e-mail para enviarte el ambigrama original, sin el fondo de colores, para que lo decores a tu gusto.
éste es mi e-mail: matocaan@gmail.com

Un saludo.